AT THE RESTAURANT

Dicen que los camareros entienden el lenguaje de las señas, pero mejor si aprendemos a pedir lo que queremos en la mesa de un restaurante. Y de paso, te aconsejamos: nada de gritar «Waiter!» o hacer ruidos como chistar o chasquear los dedos, mejor busca su mirada, levanta un dedo y utiliza la archiconocida frase de cortesía: «Excuse me». Fácil, ¿verdad?

Visita nuestra tienda de Amazon y descubre todos nuestros libros de autoestudio

También puedes ver el catálogo de todos nuestros productos aquí: https://www.cambridge.es/catalogo

 

Comparte
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

Introduce tus datos para mantenerte informado

Introduce tus datos para mantenerte informado