I am, you are, she is… Lo ames o lo odies, el presente simple es uno de los primeros puntos gramaticales que se aprende al estudiar inglés. Es fundamental que los alumnos entiendan cómo funciona para poder empezar a comunicarse de una manera eficaz y tener una base sólida a la hora de aprender gramática más compleja.

Pero eso no significa que tenga que ser aburrido. En el post de hoy te voy a enseñar seis actividades dinámicas que puedes utilizar en clase para practicar el presente simple.
Antes de empezar, echa un vistazo a mi vídeo de Learn English with Cambridge, en el que explico los conceptos básicos del presente simple y que puedes compartir con tu clase.

 

1. Dictados

A los alumnos les encanta competir, así que puedes probar a hacer dictados para que se levanten y se muevan un poco. Con este ejercicio, pueden practicar las frases afirmativas, negativas e interrogativas.

Cómo se juega: Divide la clase en equipos. Cada equipo tendrá un secretario, y el resto serán corredores. Elige una frase y desordena las palabras. Escríbelas en un papel grande y pégalo en una silla a unos metros de los equipos.

 

 

Cuando marques el inicio, el primer corredor de cada equipo correrá a buscar la primera palabra, la memorizará, volverá corriendo y se la susurrará al secretario de su equipo.

El proceso se repetirá hasta que hayan dictado correctamente toda la frase. Cuando el secretario tenga todas las palabras, el equipo intentará ordenarlas para formar una frase correcta. El primer equipo que termine ganará.

 

2. ¿Quién quiere ser millonario?

Este juego es un concurso en el que los equipos intentarán ganar un millón de euros contestando a preguntas de respuesta múltiple. Es perfecto para una clase de repaso antes de un examen como ejercicio de gramática divertido.

Cómo se juega: Necesitarás un millón de euros en dinero falso, como el que se utiliza en juegos de mesa como el Monopoly. Prepara diez frases con huecos que correspondan a la parte de gramática que quieras repasar en hojas de papel separadas.

 

 

Pide a los alumnos trabajen por parejas o en grupos de tres o cuatro en las clases más numerosas. Da el dinero a uno de los grupos. ¡Se sentirán millonarios! Di a los jugadores que empiezan a jugar con un millón de euros que deben intentar conservar hasta el final de la partida. Los otros grupos ayudarán como espectadores en esta ronda.

Hay diez preguntas con tres respuestas cada una, pero solo una es correcta. El grupo debe apostar todo el dinero por la opción que crea adecuada. Si no están seguros, pueden dividir el dinero entre dos y dejar la tercera vacía.

Si dividen la cantidad en dos y una de las opciones es incorrecta, perderán la mitad del dinero, y si eligen dos opciones incorrectas, perderán la partida. Vuelve a jugar con otro grupo de alumnos y diez preguntas diferentes. El equipo que acabe con más dinero será el ganador.

 

3. Juego de rol de entrevistas

¡A los niños y adolescentes les encantan los juegos de rol! Asumir otra identidad les permite dejar atrás la timidez y desarrollar estrategias comunicativas. Los alumnos saben que el presente simple se utiliza para hablar de rutinas diarias, así que se harán pasar por alguno de sus famosos favoritos con una vida glamurosa y emocionante.

El típico día de un famoso debe ser bastante diferente al nuestro, ¿verdad? Los alumnos se divertirán pensando en las cosas originales y exageradas que hacen sus famosos favoritos en su día a día. Puedes incluso animarlos a que se disfracen para meterse de lleno en el papel.

Una alternativa interesante podría ser invitar a los padres al aula como protagonistas de un programa de televisión. Los alumnos prepararán preguntas divertidas y los padres describirán sus rutinas falsas con imaginación. Después de la entrevista, los alumnos se lo contarán a sus compañeros o escribirán sobre lo que han escuchado para practicar también la tercera persona del singular.

 

4. Kahoot! o Blooket

Las plataformas de aprendizaje basadas en juegos como Kahoot! o Blooket mejoran la dinámica del aula y crean un entorno de aprendizaje más seguro y positivo, ya que los alumnos pierden el miedo a equivocarse y la única regla del juego ¡es divertirse! Los profesores pueden utilizar juegos existentes o crear uno adaptándolo a su clase.

Blooket y Kahoot! Son similares, pero el primero da a los alumnos la opción de robar puntos a otros compañeros. Esto es útil para los alumnos que tienen más dificultades con la gramática porque cualquiera puede ganar y todo puede cambiar en un segundo. También se puede establecer un límite de tiempo, por lo que es el relleno perfecto para esos huecos difíciles de cubrir en clase.

 

5. Tic Tac Toe

Este juego clásico no solo ayuda a los alumnos a repasar el presente simple, también a comprender la previsibilidad, resolver problemas y tomar turnos.

Cómo se juega: haz una tabla con palabras que sirvan para hacer enunciados afirmativos, negativos e interrogativos en presente simple:

 

 

Haz una demostración con una tabla primero y después reparte las otras entre los alumnos. Dos equipos se enfrentarán entre ellos con una misma tabla.

Cada equipo elegirá por turnos la casilla que quiere, pero para conseguirla deberá hacer una frase gramaticalmente correcta con la información que tiene. El objetivo es conseguir tres de sus marcas seguidas (hacia arriba, hacia abajo, transversalmente o en diagonal), por lo que debe impedir que su oponente gane eligiendo la casilla correcta. Para hacerlo más competitivo, un equipo pude robar una casilla si el otro hace una frase incorrecta.

 

6. Songs/daily routine rap

Incorporar canciones en el aula de EFL es imprescindible. Es una buena práctica oral, auditiva y lingüística dentro y fuera del aula y, lo que es más importante, ¡son muy divertidas!

Como alternativa a las hojas con la letra y huecos en blanco, y los ejercicios de emparejar y ordenar, ¿qué te parece pedir a los alumnos que escriban un rap sobre su rutina diaria? Como actividad de equipo, a los alumnos tímidos les encantará escribir el rap y los más extrovertidos se armarán de valor para cantar y bailar.

 

Antes de empezar a ponerlas en práctica, echa un vistazo a mi vídeo de Learn English with Cambridge, en el que explico los conceptos básicos del presente simple y que puedes compartir con tu clase.

 

Espero que te gusten las ideas y consigas poner en práctica estas actividades en presente simple. Si te ha gustado este post, mira cómo utilizar lecturas adaptadas para practicar el presente simple y estas ideas de actividades colaborativas para animar a los alumnos con un nivel bajo.

Comparte
¿Cómo se utiliza la IA generativa para enseñar inglés? Las doctoras Evelina Galaczi y Nahal Khabbazbashi nos hablan de un estudio realizado por Cambridge y la Universidad de Bedfordshire en el que se preguntó a cientos de profesores de inglés de todo el mundo sobre su experiencia de uso. Los resultados pueden ayudarte a abrirte paso en el dinámico mundo de la inteligencia artificial e incluso darte algunas ideas para clase.