Subir

Beyond the classroom. Cómo enseñar inglés en la era de Instagram y no morir en el intento

15 diciembre, 2020

Beyond the classroom, Destacados, Educación e Innovación, Ideas para profesores, Pedagogía, Profesores, Recursos

Todos sabemos que la excusa número uno para posponer el aprendizaje del inglés es: ¡No tengo tiempo! ¿Pero es cierto que nos falta tiempo? Estudios recientes sobre el consumo de redes sociales indican que los usuarios de Instagram invierten de media 53 minutos al día en la aplicación. Si además sumamos el uso de otras plataformas como Facebook, Netflix o YouTube podemos empezar a intuir que el problema subyacente es otro muy diferente.

Expertos en generar hábitos

¿Alguna vez te has encontrado haciendo scroll inconscientemente en Instagram, saltando de una película a otra en Netflix o dando dos veces con el dedo en una publicación para decir que te ha gustado? Estos hábitos que tan interiorizados tenemos son fruto del diseño adictivo de estas aplicaciones. En una sociedad donde el recurso más valioso es el tiempo, estas empresas han conseguido que se lo regalemos y es aquí donde los docentes deberíamos empezar a preguntarnos: ¿Cómo puedo lograr lo mismo?

De profesora a Instagramer

Hará cosa de un año me propuse intentar dar respuesta a esta pregunta. Tras meditarlo mucho, me abrí una cuenta de Instagram y empecé a publicar contenido. Mientras escribo estas líneas, ya hay más de 23.000 personas que siguen mi perfil (@mavisclass) y mis publicaciones tienen más de 400.000 visualizaciones al mes. Ha sido un viaje muy enriquecedor y me gustaría compartir contigo todo lo que he aprendido por el camino, para que si te animas a hacerlo, no cometas los mismos errores que yo.

1 – NO LES QUITES MUCHO TIEMPO

Si alguien hubiese escrito los 10 mandamientos de las redes sociales, sin duda alguna este estaría incluido. Nuestro rol como “profesores de Instagram” es diferente del que tendríamos en el aula. Esto es así por el propio diseño de la plataforma. Tenemos que tener en cuenta que por mucho contenido que publiquemos la última palabra la tendrá siempre Instagram, que será quien decida si tu material es lo suficientemente bueno para enseñárselo a la gente o no. Sabiendo esto, la pregunta obvia es ¿cómo decide Instagram qué contenido es bueno y cual no? La respuesta no es sencilla pero podemos decir que cuanta más gente interactúe con tus publicaciones, más probable es que Instagram considere que tu contenido es bueno. Con esto en mente, es de esperar que si decides subir un vídeo de 15 minutos explicando la tercera condicional, tu publicación la verá menos gente que si subes un vídeo de 60 segundos explicando un par de expresiones útiles en inglés para pedir comida en un restaurante.

Como el contenido que vas a publicar ha de quitarle poco tiempo a la gente, el objetivo del “profesor de Instagram” cambia de enseñar inglés a motivar y despertar la curiosidad de la gente por el idioma.

Takeaway – Genera contenido que sea fácil de consumir y despierte curiosidad.

 

2 – ADÁPTATE A SUS HÁBITOS

Teniendo en cuenta que queremos introducir el inglés muy sutilmente en la vida de la gente, no tendría mucho sentido llamar a su puerta y decir: “¡Hola! Vengo a enseñarte los modal verbs”. En su lugar prestaremos atención y observaremos dónde pasa la gente la mayor parte del tiempo en Instagram. ¿Lo has adivinado? Eso es, ¡en las stories!

Las stories son el formato estrella de Instagram, tienen una duración máxima de 15 segundos y la gente las ve constantemente. Es el lugar perfecto para captar su atención y empezar a generar el hábito de consumir contenido en inglés.

Takeaway – Hagas lo que hagas, ¡publica contenido en las stories!

 

3 – LA INTERACCIÓN ES CLAVE

Cuando empecé a publicar vídeos en mi perfil de Instagram gané bastante tracción. A la gente le gustaba mi contenido, los comentarios eran muy positivos y los seguidores no paraban de subir. Todo parecía ir bien hasta que un buen día, sin motivo aparente, mis publicaciones empezaron a decaer, consiguiendo menos likes, menos visualizaciones y menos comentarios que nunca. ¿El problema? La gente se había acostumbrado a mis vídeos. Ya no sorprendían. ¿Te acuerdas que te había dicho que el objetivo del profesor en Instagram era despertar la curiosidad por el inglés? Yo estaba perdiendo esa batalla.

Después de darle muchas vueltas decidí probar suerte con un formato sencillo y empecé a subir diariamente en las stories tres preguntas en inglés. Cada pregunta tenía varias respuestas posibles pero solo una era correcta. ¿La gracia? Cada una de estas preguntas tenía un nivel de dificultad y aparecían ordenadas de más fácil a más difícil.

El resultado superó mis expectativas. La gente se enganchó por completo a estas publicaciones. Empezaron a llegarme cientos de mensajes contando historias de todo tipo. Había grupos de personas que se juntaban a la hora de comer en el trabajo para hacerlas. Padres que las hacían con sus hijos. Personas que se habían decidido a estudiar inglés al darse cuenta de que lo tenían oxidado y personas que me escribían satisfechas de si mismas cuando acertaban las tres preguntas seguidas.

Ni que decir tiene que las métricas de mi perfil se dispararon, pero lo más importante es que la gente estaba empezando a desarrollar el hábito de responder diariamente tres preguntas en inglés y con ello, aprendiendo sin darse cuenta.

Takeaway – Intenta en la medida de lo posible que tu contenido sea interactivo para generar hábitos.

 

El presente de la educación es digital

Hace un año me preguntaba si era posible generar en las personas el hábito de aprender inglés de manera inconsciente. A día de hoy más de 2.000 personas responden diariamente a mis ejercicios interactivos de Instagram. El mundo está cambiando rápidamente y para estar a la altura, los profesores tenemos que adaptarnos al medio incorporando a nuestro arsenal las herramientas digitales que tenemos a nuestro alcance. Nunca antes en la historia de la educación había sido posible que un único profesor/a pudiera impactar a miles de alumnos en un día. La oportunidad es nuestra, es tuya.

 

Mavi Pérez 

Profesora de inglés y fundadora de Mavi’s Class

Posts Relacionados

Beyond the classroom: qué es la autoestima y cómo potenciarla en el aula

14 enero, 2021

Beyond the classroom, Cambridge, Destacados, Educación e Innovación, Ideas para profesores, Pedagogía

En el lenguaje popular solemos utilizar el concepto de autoestima como si fuera algo que viene heredado genéticamente y que dependiera, solo y exclusivamente, de lo que el niño piensa sobre sí mismo. En este artículo veremos qué es exactamente la autoestima, cómo se forma y algunas claves para poder desarrollarla de manera sana en el aula.

Leer

Pensamiento creativo: videoconsejos para desarrollar la creatividad entre los adolescentes

12 enero, 2021

Cambridge, Cambridge Learning Journey, Educación e Innovación, Ideas para profesores, Pedagogía, Profesores, Recursos

El pensamiento creativo es una competencia vital para el día a día, que nos permite imaginar, innovar y ser capaces de responder ante situaciones inesperadas o inestables. Durante los últimos meses, todos hemos tenido que buscar maneras creativas de trabajar, enseñar y aprender, debido a la pandemia que asola el mundo. Ahora más que nunca se deja sentir la importancia del fomento del pensamiento creativo entre nuestros alumnos.

Leer

Beyond the classroom. Seamos todo oídos: lo que el Coronavirus está susurrándole al profesorado

10 diciembre, 2020

Beyond the classroom, Cambridge, Destacados, Ideas para profesores, Pedagogía, Profesores

La irrupción del coronavirus nos ha puesto ante una situación inédita en educación: el profesorado se ha tenido que alejar físicamente de los estudiantes. Este cambio nos ha dado la oportunidad de experimentar algo que se ha venido proponiendo como el modelo educativo del futuro, pero que nos estaba costando llevar a cabo: que los estudiantes sean los protagonistas de su propio aprendizaje. Veamos qué nos está susurrando el coronavirus al profesorado sobre esta cuestión.

Leer