Subir

Cómo educar en la empatía hacia los animales

14 marzo, 2018

Educación e Innovación, Pedagogía, Recursos

Hoy abordamos el tema de la empatía en el aula y en especial hacia los animales de la mano de Feminista Ilustrada.

El aula es un lugar de aprendizaje y convivencia. Aprendemos cómo relacionarnos con los demás, a compartir, a descubrir el mundo, pero inevitablemente también podemos aprender todos los prejuicios que aún están presentes en la sociedad. Es cierto que también la televisión, el cine, la publicidad, y todos los medios de comunicación son grandes responsables de la educación de las nuevas generaciones. Por eso desde las familias y los colegios hay que intentar frenar esa influencia negativa.

Hay dos ideas principales que tenemos que inculcar a los niños y las niñas desde que son pequeños, para que los mensajes machistas, racistas, homófobos y de cualquier tipo de discriminación, no encuentren lugar en sus mentes libres de prejuicios.

El primer objetivo es enseñarles que nadie es superior, y mucho menos por características que la naturaleza le asignó de forma totalmente aleatoria (sexo o color de piel por ejemplo). Esto en un principio puede parecer suficiente, pero no podemos olvidar que para tener un mundo mejor, hay que pensar en todas las especies que lo habitan, no solo la humana.

La segunda idea que debemos inculcar es que este planeta no nos pertenece. Lo compartimos con animales y plantas, que tienen también derecho a vivir en él. Además, cuidar el planeta y a todas sus criaturas es fundamental, no podemos maltratarlo, no tenemos otro al que mudarnos.

   empatia en el aula

Desarrollar la empatía hacia los animales nos convierte en mejores personas. Numerosos estudios vinculan  la violencia contra los animales con la interpersonal y el bullyng. El de la New Jersey Public Child Protection Agency muestra que en el 88% de las familias donde se había maltratado a niños, también se había maltratado a animales. Incluso puede vincularse también posteriormente con la violencia de género, ejercida directa o indirectamente a través de la mascota.

 

 “Las razones por las que un niño llega a maltratar a un animal pueden ser varias: la falta de empatía, por haber sido víctima de abusos, maltratos o abandono; la falta de una educación adecuada, dirigida a reconocer el animal como un ser vivo, aunque diferente; o, finalmente, la emulación de los gestos violentos cometidos por los padres hacia él o hacia el animal, incluso para punir el proprio niño”.

Mireia Leal Molina, psicóloga.

 

“La violencia contra los animales ha probado ser un indicador fiable de la existencia de otras formas de maltrato”

DeGue y DiLillo, Is animal cruelty a ‘red ag’ for family violence?, Journal of Interpersonal Violence

 

Tal es la importancia de este asunto que la Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales se está movilizando para reformar el Código Civil. En primer lugar para que los animales sean considerados seres sintientes, en vez de “cosas”. Y en segundo lugar para que se incluya la empatía hacia los animales como estrategia de prevención del Bullying escolar en el currículum educativo.

 ¿Cómo podemos inculcar estos valores desde los colegios?

En el entorno escolar podemos encontrar fácilmente compañeros que no están en las aulas. Por ejemplo los pajaritos que van a picotear las miguitas de pan que han caído de los bocadillos. Las lagartijas que se pasean por los matorrales. Y también insectos que hacen sus cosas de cada día.

empatia en el aula

Algunas cosas se han asentado como “juegos”, sin ningún tipo de fondo. El más evidente puede ser arrancarle la cola a las lagartijas. Parece inocente, pero si ya desde tan pequeños aprenden que los animales están para el entretenimiento, ¿cuáles pueden ser las consecuencias en el futuro?

En el entorno escolar el alcance es algo reducido, pero son prácticas que al final acabarán llevando por inercia a su día entero. Aquí van unas cuantas ideas:

  • No matar a los insectos, ni jugar con ellos si se le puede ocasionar algún daño. Desde hormigas a caracoles, pasando por las abejas que son fundamentales en el mantenimiento  del medio ambiente.
  • No arrojar basura al patio, primero por civismo, y segundo porque muchos pájaros mueren al ingerir envoltorios al creer que es comida.
  • Reciclar y reutilizar para aprovechar los recursos y conservar el planeta lo más sano posible.
  • Respetar las plantas del patio. En los árboles y los matorrales son el hogar de muchos seres vivos. Si destruimos su casa los destruimos a ellos.

 Por otro lado, desde las aulas también hay actividades para desarrollar la empatía, y que también pueden frenar el bullyng, como fomentar la responsabilidad y la cooperación en grupo.

Cuidar una mascota es un reto que puede convertirse en algo muy divertido y satisfactorio. Con peluches podemos trabajar a través de objetivos, creando horarios de comida, paseo, limpieza. Puede hacerse de forma individual y colectiva. Además con esta actividad aprenden también a ser responsables, acordarse de lo que tienen que hacer y cumplirlo.

Otra actividad muy útil puede ser realizar trabajos en grupo sobre los animales en peligro de extinción. Ayudándonos de un mapa pueden también repasar conceptos de geografía. Se pueden elaborar fichas con las características de cada animal, datos curiosos y el motivo de su desaparición. Algunos animales con los que empezar pueden ser: orangutanes (por la extracción del aceite de palma), el pez payaso (tras la moda que trajo la película Buscando a Nemo) o los osos polares (por el derretimiento de los polos).

empatia en el aula

Es muy necesario enfocar esta actividad a la idea de que las personas tienen capacidad de luchar contras las injusticias y cambiar las cosas. Existe el peligro de caer en un conformismo basado en “Yo solo/a no puedo cambiar el mundo”. Eso es cierto, pero nunca hay una sola persona luchando por una causa. Y en una sociedad consumista, los consumidores pueden hacer cambiar el mercado, y por tanto la sociedad.

Por último, con la idea de crear una capacidad crítica pueden jugar a convertirse en un animal. El objetivo de esta actividad es plantearse cosas como si lo animales son felices en los zoos o en cómo les afecta la basura arrojada a los océanos. Con este tipo de preguntas su imaginación volará rápidamente: ¿cómo te sentirías si fueras una tortuga y te encontraras atrapada en una bolsa de plástico? ¿si fueras un pájaro preferirías vivir en libertad o en una jaula?  

 

El respeto, la empatía y la conciencia son valores importantes para el avance de la sociedad. Y al final todo parte de una idea fundamental que aunque parezca muy básica, siempre queda en el olvido: “No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti”. Aplicando esto al día al día el mundo se convertirá en un lugar mejor.

 

Autora: Feminista ilustrada

 

 

 

Posts Relacionados

Stepping Forward: ABP e Inteligencias Múltiples / Múltiples proyectos y múltiples inteligencias.

21 noviembre, 2018

Educación e Innovación, Trabajo por proyectos

¿Conoces la teoría de las inteligencias múltiples? ¿Sabes que hay más de un tipo de inteligencia? ¿sabes que, además, puedes integrar estas múltiples inteligencias en tus proyectos ABP (Aprendizaje basado en proyectos)?

Leer

Aprendizaje basado en proyectos e inteligencia emocional, ¿tándem perfecto?

24 octubre, 2018

Educación e Innovación, Trabajo por proyectos

¿Crees que es posible conjugar el aprendizaje basado en proyectos con la inteligencia emocional? Hoy te damos algunas pistas para hacerlo de manera exitosa

Leer

¿”Beside” o “besides”?

17 octubre, 2018

Gramática

Solo diferencia una letra a estas dos palabras, pero hay mucho más detrás ¡descúbrelo y no vuelvas a dudar si escribir o no la “s”!

Leer