Subir

New year’s resolutions – ¡Escribid!

3 enero, 2017

Cambridge Learning Journey, Educación e Innovación, Pedagogía, Recursos

Por qué escribir es bueno para el aprendizaje y para el desarrollo emocional del alumno

Acabamos de estrenar año y seguro que ya habéis preparado vuestros New Year’s resolutions. Si estamos a tiempo, nos gustaría añadir un propósito más a la lista: ¡Escribir!

 Estamos seguros de que en vuestras clases ya se trabaja la expresión escrita pero queremos compartir con vosotros algunos consejos para que los beneficios de la escritura se potencien y se puedan obtener no sólo en el aprendizaje de la lengua sino en el desarrollo global del alumno y en especial en su desarrollo emocional.

¿Qué beneficios proporciona la escritura?

La escritura incrementa el aprendizaje. La escritura favorece el razonamiento y facilita el desarrollo de procesos cognitivos como el pensamiento conceptual, el análisis crítico, la inducción y deducción, etc.

La escritura favorece el autoconocimiento. Escribir ayuda a conocerse a uno mismo, es una manera de ‘vaciar’ nuestro cerebro, es un diálogo con uno mismo.  

 La escritura incrementa la capacidad de organización y la consecución de objetivos. Escribir listas de tareas y proyectos futuros nos obliga a cumplirlos y a visualizar ese ‘compromiso’ que adquirimos con nosotros mismos.

 La escritura amplía nuestro vocabulario y mejora la ortografía. La escritura es exigente y obliga a buscar las palabras adecuadas para comunicar lo que se desea. En la era de lo digital escribir textos informales con tanta frecuencia reduce las oportunidades de mejorar la escritura de discursos y textos de otro tipo. Al escribir buscamos palabras para explicarnos y si hacemos esto de manera habitual incrementaremos nuestro vocabulario y nos ayudará a expresarnos mejor. En el desarrollo global de un alumno es fundamental ejercitar cualquier oportunidad de mejorar tanto el vocabulario como la ortografía.

¿Por qué la escritura favorece el desarrollo emocional?

 – Nos ayuda a identificar nuestras emociones – tener que escribir algo implica tener que entenderlo primero. Si trato de escribir cómo me siento tendré que ponerle nombre y descubriré más fácilmente qué emoción estoy sintiendo teniendo que hacer el ejercicio de reflexión y análisis que genera pensar en ello y tener que describirlo.

– Favorece la resolución de problemas – si al intentar escribir lo que sentimos no encontramos la manera de hacerlo, ni las palabras adecuadas podemos descubrir qué no tenemos claro, en qué tenemos dudas y necesitamos aclarar obligándonos a seguir pensando en ello. Es un ejercicio de honestidad y una observación más sincera y más honesta de nosotros mismos.

– Mejora las habilidades comunicativas– el ejercicio de escribir lo que sentimos va a ayudarnos a practicar cómo comunicar nuestros sentimientos a los demás y también a hacer las preguntas adecuadas a otras personas con las que estemos intentando resolver algún conflicto, o simplemente con las que tengamos un desacuerdo.

Os sugerimos algunas ideas para incorporar el ejercicio de la escritura en el aula

 Qué escribir

Podemos cambiar los temas sobre los que escribir. No nos referimos aquí a los habituales tipos de texto que se trabajan en una clase de lengua. Se trata de seleccionar temas que inviten a los alumnos a la reflexión y al autoconocimiento al tiempo que desarrollan su creatividad:

  • New Year’s Resolutions

Incluid tres secciones: About me /About last year / Looking at this year

Pídeles que se escriban una descripción tanto física como de personalidad de ellos mismos; que reflexionen sobre el año que ha terminado, qué fue bien, qué puede mejorar y por último que piensen en el año que empieza y escriban sus objetivos personales y académicos, así como sus sueños y que adquieran un compromiso con ellos mismos.

  • A journal

Los alumnos están acostumbrados a utilizar su agenda diariamente y apuntar qué tienen que hacer. Pídeles que escriban un diario personal en el que escriban algo todos los días sobre cómo se han sentido. Si han tenido alguna frustración, alguna alegría, algo bueno que recordar o algo que quieren mejorar. Volver a sus escritos con regularidad será un estupendo ejercicio de autoconocimiento.

  • A letter

Incorporad el hábito de escribir cartas manuscritas con la regularidad que decidáis, por ejemplo, al final de una unidad, de un mes, de un trimestre. Podéis introducir los nombres de todos en una bolsa y cada uno saca uno y tiene que escribir una carta al que le ha tocado. En esa carta puede contarle lo que decidáis cada vez: un cuento, una historia, un incidente de clase, lo que queráis. Lo importante es el reto de escribir la carta y la sorpresa de recibirla.  Pensad en un proyecto que queráis llevar a cabo cada mes del año y escribid el calendario de objetivos mensuales en la pared. Podéis ligarlo a eventos de ese mes – ya sean festividades, cumpleaños de alguien, fechas especiales en el calendario, etc.

 Cómo escribir

  • Los materiales pueden ser tan variados como se nos ocurran. Podemos utilizar lápices, rotuladores, tinta y practicar el lettering y la caligrafía tradicional, utilizar pegatinas y formar mensajes, las piezas del scrabble… ¡Todo vale!
  • Las superficies en las que escribir pueden ser igualmente variadas: papel, pizarra, cuadernos, incluso podemos tallar en alguna superficie apropiada.

Dónde escribir

  • La elección del lugar puede convertir el momento de la escritura en un pequeño rito personal. Que elijan su lugar de escritura favorito, ya sea en la biblioteca o en su lugar preferido en casa, en el parque, jardín, etc.

Cuándo escribir

  • Sería muy conveniente establecer unas rutinas y tener distintas ocasiones para escribir distintos tipos de texto. Para la escritura del diario personal puede ser un hábito al finalizar el día, que sea lo último que se hace antes de dormir.

Para qué escribir

Para todo: para aprender algo, para comunicarnos con los demás, para reflexionar sobre algo…. Trabaja con los cinco sentidos: que sea un placer para el tacto poder escribir con esos materiales que más nos agradan, para el oído poder escuchar el ruido del lápiz sobre el papel, para el olfato si queremos perfumar nuestros y que sea un placer para la vista al leerlo. Menos comernos lo que escribimos a no ser que utilicemos letras de chocolate, ¡que también podría ser una excelente idea!

Posts Relacionados

La autoeficacia y su relación con las inteligencias múltiples (Vol.II)

21 junio, 2017

Cambridge Learning Journey, Educación e Innovación, Pedagogía

Hoy seguimos hablando de la autoeficacia, en esta ocasión abordamos su relación con las inteligencias cinestésica, visual y musical. ¡Quédate y te contamos más!

Leer

Expresiones en inglés para millennials

14 junio, 2017

Cultura y viajes, Curiosidades, Humor, Lengua inglesa, Vocabulario y frases

Hoy damos un repaso a las expresiones más “trendy” entre los millennials ingleses y estadounidenses. Para que podáis usarlas en redes sociales 😉

Leer

La autoeficacia y su relación con las inteligencias múltiples (Vol.I)

6 junio, 2017

Cambridge Learning Journey, Educación e Innovación, Pedagogía

En post anteriores hablamos de la autoeficia, hoy la relacionamos con las inteligencias múltiples y nos centramos en la lingüística y la lógico-matemática ¡Quédate para saber más!

Leer