Hablar y escribir en el registro adecuado es algo que cuesta trabajo a los alumnos de todos los niveles: no solo hay que distinguir entre las palabras formales, las informales y las neutras, sino que también hay multitud de variaciones estilísticas y estructurales entre, por ejemplo, las publicaciones académicas y los mensajes de texto.

Como a todo aficionado a los juegos, al profesor autónomo de inglés Mike Atsbury le fascina encontrar nuevas formas divertidas de enseñar inglés, aunque ello implique crear sus propios juegos para el aula. Mike se ha inspirado en nuestra famosa serie Vocabulary in Use para crear una clase de vocabulario basada en una unidad del libro English Vocabulary in Use Upper-intermediate. Se puede utilizar en clase para estudiar los lenguajes formal e informal con alumnos de B2.

Mike ha preparado una ficha que se puede imprimir y recortar para dar esta clase de vocabulario. Hay dos tacos de tarjetas y dos actividades. El primer taco se utiliza para enseñar el vocabulario y el segundo, para practicarlo.

 

Preparación de la clase de vocabulario

Empieza con algunas preguntas para incitar a tus alumnos a hablar en parejas o en pequeños grupos.

  • ¿Hablas de forma diferente con tus amigos que con tu profesor/jefe/padres/abuelos?
  • ¿En qué se diferencian el lenguaje formal y el informal?
  • ¿Crees que es más sencillo hablar y escribir en inglés de manera formal o de manera informal?

A continuación, comenta con la clase. Después, puedes escribir algunas palabras de la lengua meta en la pizarra. Pide a los alumnos que identifiquen qué palabras tienen significados parecidos y las que son formales, informales y neutras.

Práctica: primera parte

Es importante que los alumnos dispongan de algo de contexto cuando hayan de plantearse el registro. Puedes ofrecerles un ejemplo, tal como decirles que tu sobrino acaba de volver de vacaciones y ha escrito sobre ellas en dos correos diferentes: uno para sus amigos y otro para su profesor.

Léeles las siguientes dos frases y pregúntales cuál es el correo para su amigo. 

 

 

Comenta con tus alumnos hasta que encontréis la respuesta correcta. Es un buen momento para mencionar que los phrasal verbs y las contracciones son, normalmente, informales, y que palabras más largas como boarded y considered son más formales.

Después, los alumnos trabajan en parejas. Recorta las frases de la primera página de la ficha para que cada pareja tenga una pequeña baraja de 20 cartas. Los alumnos cogen las cartas, las barajan y las esparcen sobre la mesa. Entonces trabajan juntos para unir entre sí las frases que significan lo mismo. Por último, las ponen en dos columnas, a la izquierda las de lenguaje informal y a la derecha las de lenguaje formal, mientras comentan por qué han elegido unas y otras. Es una actividad muy fácil de supervisar y, si hay errores, se pueden abordar durante la puesta en común.

 

Lo bueno de este paso es que permite a los alumnos ver vocabulario nuevo en un contexto significativo. También pone inmediatamente nuevas palabras junto a sinónimos que ya conocen.

 

Práctica: segunda parte

Utiliza la segunda página de la ficha para crear tarjetas con dos caras. Recorta las diez parejas de frases y dóblalas por las líneas de puntos.

 

Los alumnos trabajan en parejas y cada una recibe un taco de cinco tarjetas. El primer jugador tiene que esconder el reverso de la tarjeta y leer la otra cara. Su pareja deberá escucharle y tratar de pasar la frase del registro formal al informal (o viceversa). Si su pareja no conoce la respuesta, el primer jugador puede utilizar las palabras en negrita como pistas.

Ejemplo de cómo funcionaría un turno:

👉 Primer jugador: “My mum told me to get back before ten”

👉 Segundo jugador: My mummy, no… my mother told me to go home before ten”

👉 Primer jugador: “Return»

👉 Segundo jugador:  Oh… My mother told me to return before ten o’clock”

 

Cuando acaben, se tendrán que intercambiar las cartas y probar de nuevo. A menudo, habrá más de una respuesta correcta a la hora de cambiar las frases de registro. Invita a aquellos que terminen antes a pensar en alternativas, las cuales podrás utilizar durante la puesta en común. Las tarjetas se pueden utilizar también de las siguientes otras maneras:

  • Mingle: a cada alumno se le da una tarjeta. Después, los alumnos se levantan y pasean por el aula, poniéndose a prueba unos a otros con sus frases (por turnos, como en el ejemplo anterior).
  • Gallery Walk: se distribuyen versiones más largas de las frases por la clase, y se pide a los alumnos que se acerquen a cada una de ellas y pongan por escrito cómo la transformarían.

 

Seguimiento y producción

Pídeles a los alumnos que trabajen en parejas y hagan sus propias versiones de las tarjetas con dos caras. Cuando son ellos quienes crean sus propias frases, estas resultan más significativas y fáciles de recordar. Puedes supervisar el desarrollo de esta actividad y ayudar con las palabras nuevas y, una vez hayan terminado, tendrás toda una nueva baraja de cartas para practicar en la siguiente clase.

El último paso, que se realiza bien en casa, bien en clase, es que los alumnos escriban un correo informal a un amigo y uno formal a un profesor, en los que narren un mismo episodio.

 


Mike Astbury :  Conferencista. Ayuda a profesores a incorporar juegos y actividades de clase efectivas.

En su página web encontrarás más juegos y actividades. También puedes leer sus artículos en el blog World of Better Learning.

Comparte
Nuestra columnista mensual, Jo Szoke, nos cuenta qué es TikTok, por qué deberías considerar usarlo en clase y qué cuentas puedes visitar para inspirarte.

Introduce tus datos para mantenerte informado

Introduce tus datos para mantenerte informado