Aprender a entender, preguntar y dar la hora es parte del vocabulario básico que todo estudiante de inglés debe saber. Por eso, es muy útil enseñárselo a nuestros alumnos más jóvenes desde los primeros cursos.

En el post de hoy vamos a ver algunos ejemplos de juegos y ejercicios para enseñar la hora a los niños de forma educativa y súper divertida. 

Para aprender las horas, es necesario que nuestros alumnos dominen los números en inglés. Sobre ello, podemos ir construyendo el resto. 

Una herramienta que nos va a resultar de gran utilidad es un reloj grande de cartón, cartulina o cualquier otro material con los números bien visibles y que nos permita mover las agujas. Y si en vez de uno son dos… ¡mejor todavía! Si no dispones de uno, siempre puedes dibujarlo en la pizarra o proyectarlo. 

Antes de empezar con los juegos y ejercicios, vamos a ver una lista con el vocabulario que nuestros alumnos deberán aprender en esta lección:

 

👉 What time is it? / What’s the time?  – ¿Qué hora es?

👉 It’s… – Son las…

👉 O’clock – En punto.

👉 Half past – Y media.

👉 A quarter past – Y cuarto.

👉 A quarter to – Menos cuarto.

👉 Hour – Hora

👉 Minute – Minuto

👉 Second – Segundo

 

Clock Classroom GIF by South Park

 

¡Ahora ya estamos listos para jugar y aprender!

Para fijar estos conocimientos, es muy interesante que cada uno prepare un horario con sus rutinas. Les proporcionaremos unas cartulinas grandes y un montón de colores para que, hora por hora, dibujen y escriban lo que hacen. Por ej: It’s 8 o´cock. Pueden dibujar un niño desayunando.     

Asociando las horas con sus rutinas, es más fácil que asocien y fijen este conocimiento. 

Un ejemplo fácil y divertido para que aprendan la fórmula para preguntar y responder la hora:   

What’s the time, Mr. Wolf? Es el juego ideal:

Alguien (mejor el profe en la primera ronda) es Mr. Wolf, que se coloca delante del resto a unos metros de distancia. El resto se coloca uno junto a otro en la “línea de salida”.  Una vez listos, una ronda cada uno, preguntan: What’s the time, Mr. Wolf?. El lobo les responde: it’s… con el número de 1 a 12 que prefiera. Por ej.: it’s 3 o’clock. Los alumnos tienen que avanzar el número de pasos que les haya indicado Mr. Wolf. Cuando los alumnos estén cerca de este, al preguntarle la hora Mr. Wolf responde: it’s time for lunch! y tiene que intentar pillar a un alumno, que pasará a ser Mr. Wolf en la siguiente ronda. 

Se puede ir subiendo poco a poco el nivel añadiendo por ej: half past (para marcarlo, los alumnos darían un paso más corto).

 

high five bunsen is a beast GIF by Nickelodeon

 

Otro juego que nunca falla es Bingo! Pero esta vez, en lugar de jugar con números, lo haremos con horas. Crearemos diferentes cartones con horas en vez de números: 12:30; 03:15, etc. Y, en lugar de un bombo, utilizaremos nuestro reloj de juegos. Cada tirada, el profe tiene que mover las manecillas del reloj aleatoriamente y decir la hora. Los alumnos tacharán la casilla si dicen una hora que aparezca en su cartón. Hasta que un alumno tache todas y… ¡bingo! 

Otra actividad muy divertida para practicar las horas es un juego muy parecido al teléfono roto.  Dividimos a nuestros alumnos en los grupos que queramos, todos con el mismo número de miembros y los ponemos en fila frente a la pizarra. A los últimos de cada fila les diremos una hora y estos tendrán que susurrársela al penúltimo de la fila, este al antepenúltimo y así sucesivamente hasta que le llegue al primero, que la escribirá en la pizarra o la marcará en nuestro reloj de juegos. Después, el primero pasará al último y así hasta que todos nuestros alumnos hayan pasado por todas las posiciones. 

 

¡Esperamos que estas actividades te resulten útiles! Además, te dejamos unos enlaces de Cambridge con más recursos sobre la hora en inglés:

👉 How to express the time

👉 Las horas

👉 Time

Comparte
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Hablar y escribir en el registro adecuado es algo que cuesta trabajo a los alumnos de todos los niveles: no solo hay que distinguir entre las palabras formales, las informales y las neutras, sino que también hay multitud de variaciones estilísticas y estructurales entre, por ejemplo, las publicaciones académicas y los mensajes de texto.

Introduce tus datos para mantenerte informado

Introduce tus datos para mantenerte informado