Y llegó de nuevo el mes de septiembre. Ese mes temido y amado a partes iguales. Para los que tenemos hijos el mes de septiembre puede ser la luz o la oscuridad al final del túnel. Por una parte se acaban las vacaciones y el poder pasar tiempo disfrutando de nuestros hijos. Por otra, vuelve el orden y la rutinas tan necesarias para los niños (¡y para los adultos!).

No existe una fórmula secreta para afrontar este mes con éxito ya que cada familia es diferente pero sí pueden seguirse una serie de hábitos y trucos para prevenir los problemas que en mayor o menor medida nos afectan a todos. Para ayudaros a prepararos para el comienzo del curso os dejamos una serie de sugerencias que esperamos os ayuden a afrontar este momento del año.

Trucos para afrontar la vuelta a la rutina

Anticípate

Habla del curso pasado con tus hijos, sobre lo que fue bien y lo que puede mejorar. Analiza cuáles son las cosas que provocan más estrés durante el curso. Pide a cada persona de la familia que haga una lista con las cosas que más le agobian. Después comparadlas y hacer una única lista familiar, seguro que hay muchas cosas que se repiten. Evaluad qué opciones se os ocurren para afrontar cada uno de los problemas de la lista. – i.e. levantarse un poco antes, preparar las cosas el día anterior, asistir a menos clases extraescolares, etc.

Muestra una actitud positiva

El mejor consejo es ser un buen modelo para nuestros hijos ya que hacen lo que ven, no lo que les decimos que hagan. Mostrar una actitud positiva ante la vuelta al trabajo es probablemente una la claves del éxito de este mes. Si hablas de tu vuelta al trabajo con ilusión y entusiasmo (los proyectos que nos esperan, las personas a las que nos apetece volver a ver, etc.) los niños afrontarán la vuelta al cole con la misma energía.

Dosifica los cambios

Intenta implementar cambios en el día a día de forma gradual. Intenta mantener algunas de las actividades de ocio que hacían los niños en vacaciones en la medida de lo posible y redúcelas gradualmente para que el cambio no sea tan brusco. Intenta ir adelantando paulatinamente la hora de dormir y gradualmente empieza a levantarlos antes que durante las vacaciones.

Repasa

Conocimientos del año anterior. No hace falta hacer exámenes pero puedes hacer rápidos repasos matemáticos, algún dictado, aumentar el tiempo de lectura, etc. Incluye también actividades en inglés – leed algún libro en inglés, deja que vean sus series preferidas o películas en inglés y a los más mayores sugiéreles que canten la letra de las canciones favoritas de sus playlists en inglés.

Organiza la casa

El orden en casa contribuye a una mejor organización del día a día. No esperes al primer día de cole para revisar la ropa del armario y dejar sólo aquello que les sirva – ¡es muy fácil no darse cuenta de lo que han crecido si llevas todo el verano viendo a tus hijos en bañador! Revisa los trabajos del año anterior y conserva sólo los trabajos que más te gusten – deshazte de todo lo demás y deja sitio para nuevas cosas.

Planifica

Utilizad un calendario familiar para recordar los distintos eventos: las actividades extraescolares, las citas médicas, los cumpleaños, etc. Cada miembro de la familia puede utilizar un color diferente para apuntar sus cosas. Utiliza pegatinas temáticas con los más pequeños para que se involucren y lo vean como un juego. No os centréis sólo en ‘obligaciones’ y planificad también viajes o actividades familiares que os apetezca hacer a todos juntos.

Haced una lista de buenos propósitos

Di a tus hijos que todos en la familia vais a hacer una lista de buenos propósitos para el nuevo curso –i.e. Ir al gimnasio dos veces por semana / Terminar mis deberes los sábados. Colgadlo en algún lugar visible de la casa – por ejemplo la nevera – y revisadlo cada mes. Podéis incluso acordar un sistema de pequeños premios al que haya conseguido cumplir sus objetivos ese mes – i.e. una salida en familia donde elija el ganador.

Desconéctate

Limita el uso del móvil en casa. Sé un buen ejemplo en el uso de la tecnología. Acuerda unas reglas sobre el uso de la tecnología este curso – cuándo pueden usar sus móviles/tabletas/juegos interactivos, etc. y también qué reglas vais a seguir vosotros como padres. Colgad ese acuerdo donde todos podías verlo y revisad frecuentemente si estáis cumpliendo esas reglas.

Comparte
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Hablar y escribir en el registro adecuado es algo que cuesta trabajo a los alumnos de todos los niveles: no solo hay que distinguir entre las palabras formales, las informales y las neutras, sino que también hay multitud de variaciones estilísticas y estructurales entre, por ejemplo, las publicaciones académicas y los mensajes de texto.

Introduce tus datos para mantenerte informado

Introduce tus datos para mantenerte informado