En los últimos años, el cuidado del planeta y el medioambiente ha cobrado mayor importancia que nunca en Cambridge, desde donde siempre animamos a los alumnos a respetar el mundo que los rodea. También buscamos la manera de promover el bienestar entre los niños, y una forma de hacerlo es inculcándoles el amor por la naturaleza desde el primer momento. Este blog te explica los beneficios del aprendizaje en la naturaleza y te propone ideas divertidas y prácticas para incorporar este enfoque a tus clases de educación infantil.

¿Por qué enseñar en la naturaleza?

Aprender en y sobre la naturaleza tiene muchos beneficios para los más pequeños.

Intelectuales

  • Proporciona oportunidades reales para el descubrimiento, la creatividad y la resolución de problemas.
  • Los convierte en minicientíficos que exploran las imágenes, los sonidos, los olores y las texturas del mundo exterior.

 
Emocionales

  • Los efectos calmantes de la naturaleza se relacionan con la reducción de la ansiedad y los síntomas del TDAH.
  • Cambiar el ritmo de las clases les ayuda a concentrarse y da lugar a otras formas de expresión personal.


Sociales

  • Los diferentes tipos de actividades facilitan la interacción entre los niños.
  • Los niños observan con más detenimiento la naturaleza y desarrollan empatía.


Físicos

  • Jugar y moverse al aire libre contribuye a mejorar la forma física en general.
  • Obtienen todos los beneficios del aire fresco y la luz del sol.


Medioambientales

  • Despierta el sentido de la responsabilidad y el amor por la naturaleza.
  • Mejora la comprensión del funcionamiento del mundo.

Educación en la naturaleza en acción 

Una de las iniciativas que persiguen llevar los beneficios de pasar tiempo en la naturaleza al aprendizaje infantil son las llamadas escuelas bosque. Estas escuelas surgieron en Escandinavia a partir de la idea de que el contacto de los niños con la naturaleza es importante. Aparecieron por primera vez en Dinamarca en los años 50 y, a grandes rasgos, sus características son estas: se desarrollan en un entorno de bosque «salvaje»; tienen una alta proporción de adultos por alumno; su currículo puede estar vinculado al oficial; facilitan la libertad de exploración a través de los sentidos y se adaptan a diferentes tipos de aprendizaje.

Actividades típicas de las escuelas bosque: 

  • Crear y fabricar cosas
  • Construir refugios
  • Plantar árboles y plantas
  • Hacer proyectos en la naturaleza
  • Observar criaturas en su hábitat natural

 

Un estudio de las escuelas bosque en Inglaterra y Gales concluyó que los niños mejoraban en todos estos aspectos:

  • Confianza: los niños disponían de libertad y espacio para aprender y demostrar independencia.
  • Habilidades sociales: los niños adquirieron una mayor conciencia del impacto de sus acciones en los demás a través de actividades en equipo y la participación en juegos y actividades lúdicas.
  • Comunicación: el desarrollo del lenguaje se vio impulsado por las experiencias sensoriales
  • Motivación: el entorno boscoso suele fascinar a los niños y favorece la participación y la concentración.
  • Habilidades físicas: las actividades al aire libre ayudan a mejorar la resistencia física y las habilidades motoras.
  • Conocimiento y comprensión: los niños desarrollaron interés por su entorno natural y respeto por el medio ambiente.

El acercamiento de Cambridge al aprendizaje en la naturaleza 

El concepto de las escuelas bosque es lo que ha inspirado nuestro popular libro de actividades de preescolar, Greenman and the Magic Forest, que ya va por su segunda edición.

Greenman and the Magic Forest estimula a los niños a medida que van creciendo y aprendiendo un nuevo idioma, y les ayuda a desenvolverse con confianza en las interacciones sociales, además de inculcarles una actitud protectora hacia la naturaleza.

👉 Enfoque integral

Fomenta actitudes positivas hacia el aprendizaje mediante rutinas y enseñanza de apoyo.

Se centra en el bienestar mediante la autorreflexión y la asertividad.

👉 Naturaleza

Bonitas escenas boscosas e ilustraciones de colores vivos.

Lecciones interdisciplinares y temática medioambiental.

👉 Aventura

Cuenta historias sugerentes y entretenidas con personajes entrañables.

Anima a los niños a explorar su entorno e interactuar con él.

El objetivo de la flamante segunda edición de los Forest Fun Activity Books de Greenman es llevar los beneficios de las escuelas bosque a los niños que están aprendiendo inglés de una manera más convencional. Incluye actividades flexibles con opciones para hacer al aire libre o para llevar la naturaleza a la clase, en función del contexto donde tenga lugar la enseñanza.

Actividades de las escuelas bosque para poner en práctica

La naturaleza ofrece inspiración y materiales para llevar a cabo actividades muy divertidas. Aquí tienes tres ideas que puedes usar fácilmente en tus clases de preescolar. Puedes cambiar los materiales por los que haya cerca del colegio según la época del año, desde castañas a bellotas, pasando por frutos secos o piedras (que pueden convertirse en preciosas obras de arte). Las posibilidades son todas las que abarque tu imaginación. ¡Disfruta! 

Castañas

  • Coleccionar castañas
  • Manualidades
  • Matemáticas con castañas


Sombras

  • Dibujar la silueta de las sombras con tiza
  • Hacer un collage de sombras con materiales naturales
  • Observar cómo cambian las sombras en los diferentes momentos del día


Hacer una tienda forestal

  • Recoger materiales naturales para exponerlos en una tienda forestal
  • Usar castañas o piedras como moneda

 

Puedes descubrir más sobre el aprendizaje en la naturaleza en nuestro seminario web
Comparte
¿Cómo se utiliza la IA generativa para enseñar inglés? Las doctoras Evelina Galaczi y Nahal Khabbazbashi nos hablan de un estudio realizado por Cambridge y la Universidad de Bedfordshire en el que se preguntó a cientos de profesores de inglés de todo el mundo sobre su experiencia de uso. Los resultados pueden ayudarte a abrirte paso en el dinámico mundo de la inteligencia artificial e incluso darte algunas ideas para clase.